¿Graviola o quimioterapia?

Graviola y quimioterapiaEl contenido de las acetogeninas de Graviola es 10.000 veces más eficaz contra el cáncer que la quimioterapia.

Es muy fuerte este comentario ¿verdad?, pues este es el resultado que nos muestra un estudio realizado en el año 2002 en Japón.

En este artículo te mostramos como combinar la graviola en los procedimientos médicos convencionales y habituales.

Beneficios de la graviola en las terapias contra el cáncer

Las acetogeninas de esta fruta, también conocida como guanábana, guanaba, corossol, sousop…. , tienen demostrados poderes para luchar contra el cáncer.

Son múltiples los estudios realizados en universidades e instituciones médicas del mundo entero que así lo demuestran, son ensayos normalmente hechos en ratones pero también los hay realizados con células cancerosas humanas y los resultados son fabulosos y muy esperanzadores.

Quimioterapia y Graviola. ¿Opuestos?

La quimioterapia es el procedimiento estándar en la mayoría de las terapias contra el cáncer. En el proceso, se liberan sustancias tóxicas en el torrente sanguíneo con el objetivo de destruir las células cancerosas.

Se dice que los medicamentos contra el cáncer son menos dañinos para las propias células del cuerpo que para las células cancerosas pero tienen unos terribles efectos secundarios.

Quimioterapia de efectos secundarios

Los efectos secundarios de la quimioterapia, sin embargo, son graves. El sistema inmunológico está completamente destruido en muchos pacientes.Los órganos están envenenados.

Las consecuencias son pérdida de cabello, náuseas, debilidad, diarrea e inflamación en el tracto gastrointestinal. La destrucción del sistema inmunológico debilita la defensa del cuerpo contra la formación de nuevas células cancerosas.

Además, muchos pacientes mueren como resultado de la quimioterapia, no del cáncer.

Beneficios de la Graviola

Los antioxidantes, de los que tanto hemos hablado, que tiene la guanábana no solo atacan directamente a las células cancerosas, sino que también apoyan a los fagocitos del sistema inmunológico en su lucha contra las células cancerosas degeneradas, refuerzan increíblemente al sistema inmunitario.

La gran diferencia con la quimioterapia es que atacan solamente a las células cancerosas, a las células sanas las refuerza, es un auténtico milagro.

Graviola como terapia de acompañamiento.

Muchos pacientes con cáncer buscan remedios naturales para aliviar los efectos secundarios de la quimioterapia. La guanábana es la planta ideal para esta función.

Esta planta medicinal fortalece el cuerpo, ayuda a desintoxicar el hígado y protege a las células sanas del cuerpo del daño causado por la quimioterapia.

Pero no solo tiene esta propiedad, su lucha eficaz contra las células cancerosas hace que el tratamiento de quimioterapia sea mucho más eficaz y además nos fortalece todo nuestro organismo.

Los pacientes durante el tratamiento de quimioterapia tienen una debilidad extrema, llegando el caso de tener que abandonarla en algunos casos por sus fuertes efectos secundarios.

La guanábana le da al cuerpo los nutrientes esenciales que necesita para soportar el estrés extremo de la quimioterapia.

Graviola en la terapia contra cáncer

El guanábano puede usarse no solo durante la quimioterapia, sino también como terapia adjunta a muchos otros procedimientos. Muchas personas rechazan la quimioterapia y eligen una terapia contra el cáncer más suave.

Los tratamientos contra el cáncer más conocidos de la naturopatía son la terapia con muérdago y el tratamiento con hongos medicinales normalmente acompañadas de terapias meditación como el reiki.

La guanábana apoya y mejora el efecto de otros remedios naturales.

Pero estas terapias de la naturopatía, ¿hasta que punto es eficaz o recomendable?

Del lado médico convencional se afirma que solo la quimioterapia o la radioterapia pueden ayudar a vencer el cáncer. Los médicos naturópatas no están de acuerdo y creen que se pueden tratar con métodos naturales con resultados mucho mejores.

En última instancia, como paciente, a menudo se enfrenta a la difícil decisión de qué procedimiento elegir. Las quimioterapias tienen buenos índices de éxito y si la acompañamos de extractos de graviola multiplicamos su eficacia.

Quimioterapia o Graviola

Nadie va a decidir por ti pero las evidencias científicas nos aconsejan a que llevemos de la mano en nuestro tratamiento a la quimioterapia y a la graviola, la graviola es el complemento ideal en los tratamientos contra el cáncer.

Como tomar graviola

Hay muchas formas de tomarla, fruta fresca (en Europa es un poco complicado conseguirla), infusiones, pero el más recomendado es el extracto, este se nos presenta en varios formatos, polvo, cápsulas, pastillas…pero el verdaderamente eficaz es el extracto líquido, este extracto debe de estar acompañado de ozono.

La graviola ozonizada es el método más eficaz de tomarla (Graviola Prozono)

Conclusión

La Graviola tiene un gran poder anticancerígeno y fortalece al cuerpo en esta lucha tan dura.

En combinación con los tratamientos de quimioterapia, la guanábana ayuda a detener el cáncer y reducir los efectos secundarios de la medicina tradicional.

Quizás te interese...