Graviola para el Cáncer de Páncreas

Graviola para el Cáncer de Páncreas

Actualmente se está demostrando en numerosos estudios que la Graviola resulta ser un complemento extremadamente eficaz aplicado junto al tratamiento habitual para la lucha contra el cáncer de páncreas. Sus numerosas propiedades, entre las que se encuentran la capacidad de comerse las células cancerígenas, ayudan de manera significativa a la disminución e incluso desaparición de tumores. Te recomendamos el extracto de graviola ozonizada Graviola Prozono”

Te dejamos los estudios a continuación

¿Qué debo saber sobre el Cáncer de Páncreas?

El cáncer de páncreas es uno de los más agresivos debido a que diagnosticarlo en fases tempranas es muy complicado. Sin embargo, vamos a tratar de contarte de una manera fácil aquello que puedes hacer para prevenirlo, detectarlo o enfrentarte a él si se cruza en tu camino.

Prevención

Como con cualquier cáncer, no existe un método que prevenga su aparición 100%. No obstante, llevar un estilo de vida saludable, con ejercicio y buena alimentación; evitar el acohol, el tabaco, el sobrepeso. Son cosas a nuestro alcance que reducen las posibilidades de sufrir cáncer de páncreas.

Los factores genéticos también se deben tener en cuenta. No son prevenibles pero, si existen en tu familia más de 2 casos házselo saber a tu médico para que pueda considerar hacerte las pruebas genéticas pertinentes.

Causas

En este tipo de cáncer existen muchas incógnitas sobre cuáles son las causas de mayor incidencia que pueden desencadenarlo. Los factores genéticos y el tabaquismo parecen ser los dos factores más conocidas.

Síntomas

En primer lugar, el cáncer de páncreas no suele presentar síntomas en fases tempranas. Por esto es tan difícil de detectar. Sin embargo, te enumeramos algunos de los síntomas más comunes que aparecen en este tipo de cáncer.

  • Dolor de abdomen o espalda
  • Cansancio y fatiga, junto con pérdida de apetito, náuseas y vómitos
  • Coágulos sanguíneos, habitualmente en las piernas.

Tipos

Hay varios tipos que se diferencian dependiendo de si el cáncer comenzó en el componente exocrino o el endocrino. Incluso hay tipos de tumores que no pueden clasificarse como un tipo específico. Nos obstante te introducimos brevemente los dos tipos más comunes:

  • Tumores exocrinos

    . Por lo general este tumor comienza a desarrollarse en los conductos del páncreas. Son los tipos de tumores de páncreas más frecuentes.

  • Tumores endocrinos

    . Este tumor supone alrededor del 1% de los casos de cáncer de páncreas, con lo que es el menos frecuente de este tipo de cáncer. También se les llama tumores de células de islotes o tumores neuroendocrinos pancreáticos.

Diagnósticos

Para diagnosticar el cáncer de páncreas existen varios métodos distintos.

Los métodos no invasivos son todos aquellos que permiten hacer una “foto” de la zona del páncreas, pero que muchas veces no resultan concluyentes. Por ejemplo ecografías, tomografías o la resonancia magnética.

Los métodos invasivos son más definitivos en cuanto al diagnóstico y el médico los utiliza cuando hay indicios de que puedas estar sufriendo un cáncer de páncreas. En estos encuentras:

  • Biopsias

    . Que consisten en extraer una muestra de la zona afectada para analizar si hay células cancerígenas.

  • Colangiopancreatografías. Hay varias formas de realizar esta prueba. Básicamente consiste en intentar observar el páncreas desde el interior sin realizar cirugía mayor; se puede hacer mediante un tubo introducido por la garganta, con el paciente adormecido o inyectando líquidos de contrastes y observando su reacción.
  • Angiografía

    . Se analizan los vasos sanguíneos habiendo inyectado una sustancia para comprobar su comportamiento.

Tratamientos

  • Intervención quirúrgica

     

    • A grandes rasgos, se interviene siguiendo dos supuestos:
      • Cuando las pruebas sugieren que existen posibilidades de extraer por completo el cáncer.
      • Cuando, habiéndose extendido el cáncer, la cirugía procurará evitar otras complicaciones o mejorar la calidad de vida del paciente.
  • Tratamientos de ablación o embolización

     

    • Son tratamientos que se basan, no en extraer los tumores, sino en destruirlos. Son más utilizados a modo de tratamientos paliativos que como cura, ya que es difícil que este tratamiento cure el cáncer de páncreas por si solo.
  • Radioterapia

     

    • Este tipo de terapia consiste en someter la zona afectada a radiaciones de todo tipo de rayos X para eliminar posibles células cancerígenas que el cirujano no haya podido ver. También es utilizada no sólo como cura, sino para paliar los síntomas.
    • Sus principales efectos son el enrojecimiento de la piel.
  • Quimioterapia

     

    • Es un tratamiento que se administra o vía oral, vía intramuscular con inyecciones o vía intravenosa. Tiene como objetivo el mismo que la radioterapia, matar las células cancerígenas.
    • Sus principales efectos secundarios son la pérdida del cabello, náuseas y pérdida de apetito.
  • Otros tratamientos

     

    • Existen también otros tratamientos como la terapia dirigida; esta se caracteriza por administrar al paciente un tratamiento que está “educado” para atacar las células cancerígenas.

Quizás te interese...