Graviola Para el Cáncer de Mama

Graviola Para el Cáncer de Mama
Graviola Para el Cáncer de Mama

Querida lectora.
Si estás aquí probablemente te hayas encontrado un bulto en el pecho que antes no estaba ahí, o puede que a alguien de tu entorno o incluso a tí, le acaben de diagnosticar cáncer de mama. Tranquila, ¿lo primero?

Respira.
Vamos a ver brevemente lo que debes saber y, sobre todo, no pierdas de vista que el cáncer de mama es uno de los que tienen mayor índice de curación. Vamos allá ¡no estás sola!

¿Cura la Graviola el Cáncer de Mama ?

Actualmente se está demostrando en numerosos estudios que la Graviola resulta ser un complemento extremadamente eficaz aplicado junto al tratamiento habitual para la lucha contra el cáncer de mama. Las numerosas propiedades de la Guanábana, entre las que se encuentran la capacidad de comerse las células cancerígenas, ayudan de manera significativa a la disminución e incluso desaparición de tumores. Te recomendamos el extracto de graviola ozonizada «Graviola Prozono»

Te dejamos los estudios a continuación

¿Qué debo saber sobre el Cáncer de Mama?

Prevención

No existe ningún método que evite al 100% la aparición del cáncer de mama. Sin embargo, se ha demostrado que llevar un estilo de vida saludable realizando ejercicio físico al menos 4 horas a la semana y una alimentación equilibrada reduce el riesgo de padecerlo.

Por otro lado, si en tu familia han aparecido más de 2 casos entre parientes cercanos debes comentarlo al médico para que te realice una prueba genética que determinará si tienes más posibilidades de lo “habitual” de sufrir esta enfermedad, debido a una mutación genética.

Causas

Hablar de causas del cáncer de mama es complicado.

La causa más establecida es la genética. Por ello es muy importante que comentes con tu médico si en tu familia se han dado más de 2 casos, como comentábamos antes.

En cuanto al resto de posibles causas, llevar una vida sin ejercicio físico y con una alimentación alta en grasas y azúcares también está demostrado ser un factor de riesgo.

Síntomas

El más evidente, encontrar un bulto en la zona del pecho o axila. Por esto realizar autoexploraciones una vez al mes es muy importante.

Además encontramos otros síntomas, como son:

  • Hinchazón, zonas rojas o dolor persistente en la zona del pecho.
  • Cambios en el tamaño del pecho
  • Secreción del pezón
  • Cambios externos en el pezón como son úlceras, costras o escamas en esta zona.
  • Hoyuelos o arrugas en la piel

Tipos

Los tipos de cáncer de mama se establecen teniendo en cuenta dónde se originan y el grado de invasión:

  • Carcinoma Ductal In Situ:

    Es el menos agresivo ya que se origina en las paredes de los conductos mamarios; de forma muy localizada, fácilmente extirpable y no provoca metástasis. La tasa de curación es de casi un 100%.

  • Carcinoma Ductal Infiltrante o Invasivo:

    Es el más común. Se origina también en los conductos mamarios, pero se infiltra en el resto del tejido de la mama y puede extenderse.

  • Carcinoma Lobulillar In Situ:

    No es un cáncer propiamente dicho, sino un marcador de riesgo. Las personas con este tipo presentan un riesgo elevado de desarrollar la enfermedad. Al detectarse, la paciente debe realizarse controles anuales para detectar de forma precoz un posible desarrollo del cáncer de mama.

  • Carcinoma Lobulillar Infiltrante o Invasivo:

    Este tipo de cáncer, aparece en los acinos mamarios, que es donde se produce la leche de la lactancia. Puede extenderse al resto de tejidos del cuerpo.

  • Carcinoma Inflamatorio:

    Este tipo es bastante agresivo y de rápido crecimiento. Presenta síntomas bastante evidentes como el enrojecimiento de la piel y el aumento de la temperatura; además de arrugar la piel y hacer aparecer protuberancias. Por suerte, es un cáncer muy poco común con un 1% de aparición.

Diagnósticos

Existen varios métodos para el diagnóstico. Tu especialista decidirá cuál es el adecuado en cada caso. Los principales son:

  • Mamografía
  • Ecografía
  • MRI

Son pruebas no invasivas, que se centran en descubrir si existe algún tipo de bulto y si su aspecto puede ser sospechoso de ser maligno o no.

Biopsia

Aunque existen varios tipos, podemos hablar básicamentevde una prueba invasiva, ya que trata de coger una muestra del tejido sospechoso y analizarlo para comprobar, de manera definitiva, si es cancerígeno o no.

Tratamiento

Este punto es difícil de establecer, puesto que la ciencia, por suerte, continúa haciendo avances para mejorar los tipos de tratamientos. Los más comunes son:

  • Intervención quirúrgica

    • Se interviene el seno afectado para extirpar el bulto. Puede suceder que, al abrir el pecho, se vean más zonas afectadas y el tratamiento más seguro, sea la extirpación del seno completo.
  • Radioterapia

    • En líneas generales, este tipo de terapia consiste en someter al seno afectado a radiaciones de todo tipo de rayos X para eliminar posibles células cancerígenas que el cirujano no haya podido ver. Se suele someter a las pacientes a radiaciones diarias durante unas 5 semanas.
    • Sus principales efectos son el enrojecimiento de la piel.
  • Quimioterapia

    • Es un tratamiento que se administra o vía oral, vía intramuscular con inyecciones o vía intravenosa. Tiene como objetivo el mismo que la radioterapia, matar las células cancerígenas.
    • Sus principales efectos secundarios son la pérdida del cabello, náuseas y pérdida de apetito.
  • Otros tratamientos

    • Existen otros tratamientos como los hormonales, cuyo objetivo (en grandes rasgos) suele ser el control del estrógeno, que es una hormona que el tumor necesita para reproducirse.
    • Existen también otros tratamientos como la terapia dirigida; esta se caracteriza por administrar al paciente un tratamiento que está “educado” para atacar las células cancerígenas.

Graviola para el Cáncer de Útero

Graviola para el Cáncer de Útero
Graviola para el Cáncer de Útero

Como ocurre con todos los cánceres, el cáncer de cuello de útero tiene una buena tasa de recuperación si lo detectamos con tiempo. Por eso vamos a enumerarte los puntos más importantes a tener en cuenta sobre esta enfermedad, para que puedas estar atenta a cualquier cambio en tu cuerpo que pueda suponer un riesgo. ¡Estamos aquí para ayudarte!

Tengo Cáncer de Útero y me han hablado de la Annona Muricata

Actualmente se está demostrando en numerosos estudios que la Graviola resulta ser un complemento extremadamente eficaz aplicado junto al tratamiento habitual para la lucha contra el cáncer de útero. Sus numerosas propiedades, entre las que se encuentran la capacidad de comerse las células cancerígenas, ayudan de manera significativa a la disminución e incluso desaparición de tumores. Te recomendamos el extracto de graviola ozonizada «Graviola Prozono»

Te dejamos los estudios a continuación

Testimonio de una superviviente

Conoce de primera mano el testimonio de Noelia Ortiz en su lucha contra el cáncer.

¿Qué debo saber sobre el Cáner de Útero?

Prevención

Establecer un “decálogo para la prevención del cáncer” es siempre difícil. Sin embargo el cáncer de cuello de útero tiene como característica principal que puede darse debido a un virus llamado Papiloma Humano o VPH. Para evitar contagiarse de este virus lo principal es el uso del preservativo. Además, puedes hacerte fácilmente la prueba para saber si ya lo tienes y si es el caso, tu médico establecerá una serie de controles para controlar que no se desarrolle un posible cáncer de útero.

En el caso de las chicas menores de 12 años, hace años que la vacuna contra este virus se ha añadido a su calendario de vacunación, con lo que es bastante probable que el VPH desaparezca en gran parte de la población hasta, en un escenario ideal, erradicar esta causa de cáncer de cuello de útero.

Causas

Como ya has visto en el punto anterior, una de las causas más comunes de la aparición de este cáncer es el virus del Papiloma Humano o VPH.

Además de ésta, existen otras causas que te expondrán con mayor probabilidad a padecer este tipo de cáncer. Las más significativas son:

  • Tabaquismo
  • Uso de métodos anticonceptivos orales o el DIU
  • Sobrepeso y alimentación pobre en frutas y verduras

Síntomas

Los síntomas que más se relacionan con este tipo de cáncer son:

  • Sangrado anormal. Sangrado anormal. Entiende por anormal el sangrado después de tener sexo vaginal, entre periodos o cuando ya se ha pasado la menopausia.
  • Secreción vaginal inusual que puede contener sangre.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

Tipos

Aunque hay diversos tipos de cáncer de útero, existen dos tipos que son los más frecuentes y que son los que te nombramos a continuación:

  • Carcinoma de células escamosas

    . Es el más común y se origina en las células que recubren el cuello del útero.
  • Adenocarcinoma

    : Este tipo de cáncer se origina en la parte baja del canal de parto, en las células glandulares que lo recubren.

Diagnósticos

El diagnóstico en el cáncer de útero, aunque depende de cada caso, tiene 3 puntos básicos:

  • Ecografía transvaginal:

    Como su nombre indica, se realiza una ecografía “interna” para valorar si se aprecia algún factor que pueda ser de riesgo.
  • Biopsia.

    Existen dos tipos que podemos diferencia por grado de agresividad:
    • Biopsia del endometrio:

      Mediante un instrumento adecuado (y sin cirugía) se obtiene una muestra del endometrio para analizar en laboratorio.
    • Dilatación, legrado y biopsia dirigida.

      Se utiliza cuando la biopsia anterior no es concluyente. Se dilata el útero para poder coger una muestra mayor.

Tratamientos

El tratamiento para luchar contra el cáncer de cuello de útero dependerá en todo caso del tipo de cáncer y / o estadio en el que se encuentra. Los tratamientos principales son:

  • Intervención quirúrgica


    • A grandes rasgos, se interviene tanto para extirpar una pequeña parte del útero, para valorar si es necesario extirparlo por entero o es posible tratamiento alternativo o extirparlo por completo utilizando para ellos tratamientos que van desde cirugía mayor hasta la extirpación mediante laparoscopia.
  • Radioterapia


    • Este tipo de terapia consiste en someter la zona afectada a radiaciones de todo tipo de rayos X para eliminar posibles células cancerígenas que el cirujano no haya podido ver. Se suele someter a las pacientes a radiaciones diarias durante unas 5 semanas.
    • Sus principales efectos son el enrojecimiento de la piel.
  • Quimioterapia


    • Es un tratamiento que se administra o vía oral, vía intramuscular con inyecciones o vía intravenosa. Tiene como objetivo el mismo que la radioterapia, matar las células cancerígenas.
    • Sus principales efectos secundarios son la pérdida del cabello, náuseas y pérdida de apetito.
  • Otros tratamientos


    • Existen otros tratamientos como los hormonales, cuyo objetivo (en grandes rasgos) suele ser el control del estrógeno, que es una hormona que el tumor necesita para reproducirse.
    • Existen también otros tratamientos como la terapia dirigida; esta se caracteriza por administrar al paciente un tratamiento que está “educado” para atacar las células cancerígenas.

Graviola para el Cáncer de Páncreas

Graviola para el Cáncer de Páncreas
Graviola para el Cáncer de Páncreas

Actualmente se está demostrando en numerosos estudios que la Graviola resulta ser un complemento extremadamente eficaz aplicado junto al tratamiento habitual para la lucha contra el cáncer de páncreas. Sus numerosas propiedades, entre las que se encuentran la capacidad de comerse las células cancerígenas, ayudan de manera significativa a la disminución e incluso desaparición de tumores. Te recomendamos el extracto de graviola ozonizada «Graviola Prozono»

Te dejamos los estudios a continuación

¿Qué debo saber sobre el Cáncer de Páncreas?

El cáncer de páncreas es uno de los más agresivos debido a que diagnosticarlo en fases tempranas es muy complicado. Sin embargo, vamos a tratar de contarte de una manera fácil aquello que puedes hacer para prevenirlo, detectarlo o enfrentarte a él si se cruza en tu camino.

Prevención

Como con cualquier cáncer, no existe un método que prevenga su aparición 100%. No obstante, llevar un estilo de vida saludable, con ejercicio y buena alimentación; evitar el acohol, el tabaco, el sobrepeso. Son cosas a nuestro alcance que reducen las posibilidades de sufrir cáncer de páncreas.

Los factores genéticos también se deben tener en cuenta. No son prevenibles pero, si existen en tu familia más de 2 casos házselo saber a tu médico para que pueda considerar hacerte las pruebas genéticas pertinentes.

Causas

En este tipo de cáncer existen muchas incógnitas sobre cuáles son las causas de mayor incidencia que pueden desencadenarlo. Los factores genéticos y el tabaquismo parecen ser los dos factores más conocidas.

Síntomas

En primer lugar, el cáncer de páncreas no suele presentar síntomas en fases tempranas. Por esto es tan difícil de detectar. Sin embargo, te enumeramos algunos de los síntomas más comunes que aparecen en este tipo de cáncer.

  • Dolor de abdomen o espalda
  • Cansancio y fatiga, junto con pérdida de apetito, náuseas y vómitos
  • Coágulos sanguíneos, habitualmente en las piernas.

Tipos

Hay varios tipos que se diferencian dependiendo de si el cáncer comenzó en el componente exocrino o el endocrino. Incluso hay tipos de tumores que no pueden clasificarse como un tipo específico. Nos obstante te introducimos brevemente los dos tipos más comunes:

  • Tumores exocrinos

    . Por lo general este tumor comienza a desarrollarse en los conductos del páncreas. Son los tipos de tumores de páncreas más frecuentes.

  • Tumores endocrinos

    . Este tumor supone alrededor del 1% de los casos de cáncer de páncreas, con lo que es el menos frecuente de este tipo de cáncer. También se les llama tumores de células de islotes o tumores neuroendocrinos pancreáticos.

Diagnósticos

Para diagnosticar el cáncer de páncreas existen varios métodos distintos.

Los métodos no invasivos son todos aquellos que permiten hacer una “foto” de la zona del páncreas, pero que muchas veces no resultan concluyentes. Por ejemplo ecografías, tomografías o la resonancia magnética.

Los métodos invasivos son más definitivos en cuanto al diagnóstico y el médico los utiliza cuando hay indicios de que puedas estar sufriendo un cáncer de páncreas. En estos encuentras:

  • Biopsias

    . Que consisten en extraer una muestra de la zona afectada para analizar si hay células cancerígenas.

  • Colangiopancreatografías. Hay varias formas de realizar esta prueba. Básicamente consiste en intentar observar el páncreas desde el interior sin realizar cirugía mayor; se puede hacer mediante un tubo introducido por la garganta, con el paciente adormecido o inyectando líquidos de contrastes y observando su reacción.
  • Angiografía

    . Se analizan los vasos sanguíneos habiendo inyectado una sustancia para comprobar su comportamiento.

Tratamientos

  • Intervención quirúrgica

     

    • A grandes rasgos, se interviene siguiendo dos supuestos:
      • Cuando las pruebas sugieren que existen posibilidades de extraer por completo el cáncer.
      • Cuando, habiéndose extendido el cáncer, la cirugía procurará evitar otras complicaciones o mejorar la calidad de vida del paciente.
  • Tratamientos de ablación o embolización

     

    • Son tratamientos que se basan, no en extraer los tumores, sino en destruirlos. Son más utilizados a modo de tratamientos paliativos que como cura, ya que es difícil que este tratamiento cure el cáncer de páncreas por si solo.
  • Radioterapia

     

    • Este tipo de terapia consiste en someter la zona afectada a radiaciones de todo tipo de rayos X para eliminar posibles células cancerígenas que el cirujano no haya podido ver. También es utilizada no sólo como cura, sino para paliar los síntomas.
    • Sus principales efectos son el enrojecimiento de la piel.
  • Quimioterapia

     

    • Es un tratamiento que se administra o vía oral, vía intramuscular con inyecciones o vía intravenosa. Tiene como objetivo el mismo que la radioterapia, matar las células cancerígenas.
    • Sus principales efectos secundarios son la pérdida del cabello, náuseas y pérdida de apetito.
  • Otros tratamientos

     

    • Existen también otros tratamientos como la terapia dirigida; esta se caracteriza por administrar al paciente un tratamiento que está “educado” para atacar las células cancerígenas.

Graviola para el Cáncer de Hígado

Graviola para el Cáncer de Hígado
Graviola para el Cáncer de Hígado

El cáncer de hígado es quizás uno de los menos conocidos, y sin embargo, podemos hacer mucho para evitar padecerlo. En este artículo te explicamos algunos de los elementos que debes conocer sobre este tipo de cáncer, sus síntomas, para que sepas cuando consultar a tu médico y los tratamientos y diagnósticos en caso de que acabes de recibir la noticia de que lo padeces.

¿Me puede ayudar la Graviola con el Cáncer de Hígado?

Actualmente se está demostrando en numerosos estudios llevados a cabo por Instituto Nacional de Cáncer de Perú que la Graviola resulta ser un complemento extremadamente eficaz aplicado junto al tratamiento habitual para la lucha contra el cáncer de hígado. Sus numerosas propiedades, entre las que se encuentran la capacidad de comerse las células cancerígenas, ayudan de manera significativa a la disminución e incluso desaparición de tumores. Te recomendamos el extracto de graviola ozonizada «Graviola Prozono» ¿Quieres conocer la evidencias  sobre el  uso de graviola en el cáncer de Hígado? 

Te dejamos los estudios a continuación

¿Qué debo saber sobre el Cáncer de Hígado?

Prevención

Prevenir o evitar todas la enfermedades que afecten al hígado nos ayudará a evitar en gran medida la aparición del cáncer de hígado.

Protegernos contra la cirrosis, mediante una ingesta de alcohol nula o responsable; contra la hepatitis B y C mediante las vacunas existentes (para la C aún no existe vacuna) y el uso del preservativo; nos ayudarán a mantener este cáncer lejos de nuestro organismo.

Mantener una vida sana mediante una alimentación equilibrada y ejercicio también mantendrá nuestro hígado de los más sano.

Causas

Como ya hemos visto en el apartado anterior, sufrir cirrosis o hepatitis es una de las causas más comunes.

Los factores genéticos también se han de tener en cuenta, por lo que, si en tu familia ha habido varios casos, coméntaselo a tu médico para que pueda hacer las pruebas pertinentes.

Síntomas

Hay varios síntomas relacionados con el cáncer de hígado. Ten en cuenta que muchos de ellos pueden deberse a que sufras otras patologías. No obstante, una consulta al médico de cabecera nunca está de más.

  • Pérdida de peso y de apetito. Encontrarse siempre con sensación de saciedad.
  • Náuseas o vómitos.
  • Agrandamiento del hígado y/o del bazo.
  • Dolor y/o hinchazón del abdomen.
  • Coloración amarillenta en la piel y los ojos.

Tipos

Existen varios tipos de cáncer de hígado. Podemos diferenciar entre cáncer de hígado primario, que se origina en el hígado; o cáncer de hígado secundario, que se origina en cualquier otro órgano como el páncreas, y se ha extendido. Este cáncer es metastásico.

Diagnósticos

Para diagnosticar el cáncer de hígados existen varios métodos distintos.

Los métodos no invasivos son todos aquellos que permiten hacer una “foto” de la zona del páncreas, pero que muchas veces no resultan concluyentes. Por ejemplo ecografías, tomografías o la resonancia magnética.

Los métodos invasivos son más definitivos en cuanto al diagnóstico y el médico los utiliza cuando hay indicios de que puedas estar sufriendo un cáncer de hígado. En estos encuentras:

  • Biopsias

    . Que consisten en extraer una muestra de la zona afectada para analizar si hay células cancerígenas.
  • Angiografía

    . Se analizan los vasos sanguíneos habiendo inyectado una sustancia para comprobar su comportamiento.
  • Laparoscopia

    . Se introduce, mediante una pequeña incisión en el abdomen, una cámara para que el médico pueda observar el estado del hígado u otros órganos.

Tratamiento

Existen diversos tratamientos para el cáncer del hígado que dependerán de diversos factores tales como el estado de salud del resto del hígado o si existe extensión del cáncer a otros órganos. Los tratamientos más comunes son:

  • Intervención quirúrgica:


    • Dependiendo del caso, se plantea como extirpación del tumor o trasplante del hígado, si éste es insalvable.
  • Ablación del tumor:


    • Este tratamiento consiste en tratar de destruir el tumor sin extirparlo. Hay varias técnicas como inyectar en él alcohol, o utilizar ondas radiales.
  • Embolización del tumor:


    • Este tratamiento suele plantearse en pacientes que no responderían bien ante la cirugía o ablación. A grandes rasgos, consiste en utilizar distintas técnicas para cortar el flujo de sangre que llega a las células cancerígenas.
  • Radioterapia


    • En líneas generales, este tipo de terapia consiste en someter a la zona afectada a radiaciones de todo tipo de rayos X para eliminar posibles células cancerígenas que el cirujano no haya podido ver.
    • Sus principales efectos son el enrojecimiento de la piel.
  • Quimioterapia


    • Es un tratamiento que se administra o vía oral, vía intramuscular con inyecciones o vía intravenosa. Tiene como objetivo el mismo que la radioterapia, matar las células cancerígenas.
    • Sus principales efectos secundarios son la pérdida del cabello, náuseas y pérdida de apetito.
  • Otros tratamientos


    • Existen también otros tratamientos como la terapia dirigida; esta se caracteriza por administrar al paciente un tratamiento que está “educado” para atacar las células cancerígenas.

Graviola para el Cáncer de Ovario

Graviola para el Cáncer de Ovario
Graviola para el Cáncer de Ovario

El cáncer de ovarios es uno de los más difíciles de diagnosticar. Sin embargo, vamos a ayudarte a conocer este tipo de cáncer un poco mejor, para que estés atenta a cualquier posible síntoma y consultes así con un profesional, en caso de encontrarte con dudas al respecto.

¿Cura la Graviola el Cáncer de Ovario ?

Actualmente se está demostrando en numerosos estudios que la Graviola resulta ser un complemento extremadamente eficaz aplicado junto al tratamiento habitual para la lucha contra el cáncer de ovarios. Sus numerosas propiedades, entre las que se encuentran la capacidad de comerse las células cancerígenas, ayudan de manera significativa a la disminución e incluso desaparición de tumores. Te recomendamos el extracto de graviola ozonizada «Graviola Prozono»

Te dejamos los estudios a continuación

¿Qué debo saber sobre el Cáncer de Ovario?

Prevención

A pesar de no existir ningún método de prevención 100% eficaz para prevenir el cáncer, si podemos tomar ciertas medidas que están a nuestro alcance para reducir los factores de riesgo. Un tipo de vida saludable en la que el ejercicio físico y la buena alimentación estén presentes están demostrando ser un método de prevención de los más efectivos.

También debes tener en cuenta la propensión genética. Por lo que, si en tu familia hay varios casos, coméntaselo al médico para que puedan hacerte las pruebas genéticas pertinentes.

Por otro lado, si ya has pasado la menopausia, evitar recibir terapia de reemplazo hormonal después de esta también reduce la posibilidad de padecer cáncer de ovarios.

Nuestro Experto opina:

Reducir el consumo de soja y tomar 40 ml en ayunas de Graviola Ozonada

Causas

Establecer causas de la aparición del cáncer de ovarios no es nada fácil. Sin embargo, existen factores de riesgo que debes tener en cuenta como la predisposición genética, no tener un peso adecuado o tomar hormonas de reemplazo tras la menopausia.

Síntomas

Los síntomas del cáncer de ovarios no son fáciles de diferenciar, puesto que muchos de ellos pueden deberse a otros muchos diagnósticos mucho menos graves. No obstante, vamos a darte unas líneas para que valores tú misma si deberías visitar al médico:

  • Distensión y / o dolor abdominal
  • Dolor pélvico y durante el coito
  • Dolor de espalda
  • Sensación de saciedad, dificultad para comer, indigestión y/o estreñimiento.
  • Irregularidades menstruales y / secreciones vaginales que puedes presentarse teñidas con sangre o blanca o transparente.
  • Dificultad para comer o sensación de saciedad que aparece rápidamente

Tipos

Existen varios tipos de cáncer de ovarios. Vamos a citarte en líneas generales, sin demasiados tecnicismos, los principales tipos de tumores que generan o pueden generar esta enfermedad:

  • Tumores epiteliales:

    Son el tipo más común y casi siempre se trata de un tumor maligno. Deriva del tejido que cubre al ovario. Los tres tipos más comunes son los Serosos, los Mucinosos y los Endometroides.
  • Tumores germinales:

    Aunque son menos frecuentes, son los más encontrados en mujeres jóvenes. Suelen ser benignos, sin embargo, dentro de este grupo encontramos el Disgeminoma, que sí es maligno y lo suelen padecer mujeres menores de 30 años. Los tumores germinales sueles producir dolor y distensión abdominal.
  • Tumores de los cordones sexuales-estroma:

    Dentro de esta tipología encontramos varios de tipo benigno. El más peligroso es el tumor de la granulosa. Lo suelen sufrir mujeres postmenopáusicas y sus síntomas pueden ser desde la ausencia de la menstruación hasta el sangrado abundante.

Diagnósticos

Después de un examen médico en el que se palpará la zona pélvica, se realizan otras pruebas si el médico considera que podría haber factores de riesgo:

Estudio por imágenes

El especialista intentará ver que está pasando en tus ovarios. Para ello utilizará pruebas como la ecografía, tomografía o radiografía para comprobar si existe algún elemento sospechoso. Son pruebas no invasivas cuyo objetivo es “tomar una foto” de tu interior.

Pruebas invasivas

Si el médico observa factores de riesgo, considerará realizar pruebas más invasivas, desde un análisis de sangre hasta una laparoscopia, que consiste en introducir un pequeño aparato con luz y cámara por una pequeña incisión en el abdomen; colonoscopia, se introduce un aparato parecido al de la laparoscopia, pero se introduce por el ano sin necesidad de incisión; biopsia, que consiste en extraer una muestra del tejido supuestamente afectado y analizarlo para, concluir sin ninguna duda, si es cancerígeno o no.

Tratamientos

El tratamiento a seguir dependerá en gran medida del tipo de cáncer de ovario que padezcas y la etapa en la que se encuentre. En rasgos básicos nos encontramos con:

  • Intervención quirúrgica

    • Si el tumor no afecta al resto del cuerpo, se suele optar por la intervención quirúrgica para extirpar el tumor o todo el ovario
  • Radioterapia

    • En líneas generales, este tipo de terapia consiste en someter la zona afectada a radiaciones de todo tipo de rayos X para eliminar posibles células cancerígenas que el cirujano no haya podido ver. Se suele someter a las pacientes a radiaciones diarias durante unas 5 semanas.
  • Quimioterapia

    • Es un tratamiento que se administra vía oral, vía intramuscular con inyecciones o vía intravenosa. Tiene como objetivo el mismo que la radioterapia, matar las células cancerígenas.
    • Sus principales efectos secundarios son la pérdida del cabello, náuseas y pérdida de apetito.
  • Otros tratamientos

    • Existen otros tratamientos como los hormonales, cuyo objetivo (en grandes rasgos) suele ser el control del estrógeno, que es una hormona que el tumor necesita para reproducirse.
    • Existen también otros tratamientos como la terapia dirigida; esta se caracteriza por administrar al paciente un tratamiento que está “educado” para atacar las células cancerígenas.

La mejor forma de potenciar los tratamientos para el cáncer de ovario es con suplementos alimenticios como el Ozono, la Graviola, suplementos precursores de los telómeros

Graviola para el Cáncer de Próstata

Graviola para el Cáncer de Próstata
Graviola para el Cáncer de Próstata

Querido lector,  Si estás aquí quizás estés presentando algún síntoma o te hayan diagnosticado recientemente cáncer de próstata. Puede que lo padezca alguien de tu entorno más cercano.

Tranquilo, la tasa de curación para los cánceres de próstata es de las más altas, sobre todo cuando se diagnostican en fases tempranas. Para ello vamos a relatarte 6 puntos que debes saber y que te ayudarán a darte cuenta si es posible que estés padeciendo cáncer de próstata.

¿Cura la Graviola el Cáncer de Próstata ?

Actualmente se está demostrando en numerosos estudios que la Graviola resulta ser un complemento extremadamente eficaz aplicado junto al tratamiento habitual para la lucha contra el cáncer de próstata. Sus numerosas propiedades, entre las que se encuentran la capacidad de comerse las células cancerígenas, ayudan de manera significativa a la disminución e incluso desaparición de tumores. Te recomendamos el extracto de graviola ozonizada «Graviola Prozono»

Te dejamos los estudios a continuación

¿Qué debo saber sobre el Cáncer de Próstata?

Prevención

No existe una fórmula mágica para prevenir el cáncer de próstata. No obstante, llevar una dieta saludable y equilibrada, el ejercicio físico y mantenerse en el peso correcto disminuye las probabilidades de sufrir este (y otros) tipos de cáncer.

Causas

Las causas del cáncer de próstata no se conocen con exactitud. Sin embargo, el sobrepeso y la falta de ejercicio físico son factores que te pondrán en riesgo de padecerlo.

Los factores genéticos también son una posible causa. Si en tu familia existen varios casos de cáncer de próstata, coméntaselo a tu médico para que pueda hacer las pruebas pertinentes y compruebe si estás genéticamente expuesto a sufrir este cáncer.

Síntomas

Ten en cuenta que hay síntomas que pueden ser debido a muchas otras patologías. Sin embargo, una consulta a un especialista nunca está de más.

  • Micción frecuente (vas muy a menudo a orinar). Dolor. También es probable que tengas que hacer fuerza para vaciar la vejiga o que el flujo de la pis sea débil o se interrumpa constantemente.
  • Sangre en la orina y/o en el semen.
  • Disfunción eréctil.
  • Molestias o dolor al estar sentado.
  • Pérdida de peso y fatiga.
  • Hinchazón en las piernas
  • Dolor en la espalda, caderas u otros huesos.

Tipos

El cáncer de próstata está diferenciado en varios tipos dependiendo de la fase en la que estén y los órganos afectados. Aunque existe una tipología extensa, vamos a resumírtelo en varias ideas:

  • Estado inicial:

    • El cáncer se encuentra localizado en la próstata y no se ha extendido a ningún otro órgano. Puede ser que el tumor sólo haya sido localizado por un medio, como vía rectal, pero no aparezca en otras pruebas. Se categoriza con la letra T.
  • Cáncer propagado a los ganglios linfáticos.

    • Los ganglios linfáticos son unas glándulas que están al lado de la próstata. Cuando están también infectados se categorizan con la letra N.
  • Cáncer propagado en estado de metástasis.

    • Se categoriza con la letra M cuando el cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo.

Diagnóstico

Los métodos no invasivos son todos aquellos que permiten hacer una “foto” de la zona del próstata, pero que muchas veces no resultan concluyentes. Por ejemplo ecografías, tomografías o la resonancia magnética.

Los métodos invasivos son más definitivos en cuanto al diagnóstico y el médico los utiliza cuando hay indicios de que puedas estar sufriendo un cáncer de próstata. En estos encuentras:

  • Prueba de PSA: 

    en sangre. Esta es la prueba más habitual en la detección del cáncer de próstata. Consiste en valorar, mediante un análisis, ciertos valores que le dirán al especialista si es posible que exista un tumor.

  • Biopsias

    . Que consisten en extraer una muestra de la zona afectada para analizar si hay células cancerígenas.

  • Gammagrafía ósea

    . Mediante la inyección de unos componentes químicos y el estudio de su reacción, se pretende estudiar si hay una posible extensión del cáncer a la zona de los huesos.

Tratamientos

Existen varios tratamientos para luchar contra el cáncer de próstata. Vamos a puntualizarte los más comunes:

  • Espera en observación y vigilancia activa:

    • Este tratamiento consiste únicamente en la vigilancia muy de cerca de la evolución del cáncer, con pruebas y revisiones cada seis meses mínimo y se utiliza con pacientes en los que se espera que la evolución del cáncer sea muy lenta.
  • Intervención quirúrgica.

    • Dependiendo del grado de extensión del cáncer  se extirpa la próstata y los ganglios linfáticos (si estos están infectados).
  • Crioterapia

    • Es un tratamiento que se utiliza en las etapas iniciales del cáncer y que consiste en enfriar las células cancerígenas para evitar su propagación y conseguir que se eliminen.
  • Tratamiento con vacunas

    • Este tratamiento trata de alargar la vida de hombres cuyo diagnóstico es grave. No ha demostrado curar el cáncer, pero si alargar la vida de los enfermos de cáncer de próstata.
  • Tratamiento dirigido a los huesos.

    • Este tipo de cáncer, al extenderse, casi siempre lo hace a los huesos. Por eso existen unos medicamentos que están diseñados para parar y paliar este avance y conseguir un mejor diagnóstico para el paciente.
  • Radioterapia

    • Este tipo de terapia consiste en someter la zona afectada a radiaciones de todo tipo de rayos X para eliminar posibles células cancerígenas que el cirujano no haya podido ver. También es utilizada no sólo como cura, sino para paliar los síntomas.
    • Sus principales efectos son el enrojecimiento de la piel.
  • Quimioterapia

    • Es un tratamiento que se administra o vía oral, vía intramuscular con inyecciones o vía intravenosa. Tiene como objetivo el mismo que la radioterapia, matar las células cancerígenas.
    • Sus principales efectos secundarios son la pérdida del cabello, náuseas y pérdida de apetito.

Graviola para el Cáncer de Pulmón

Graviola para el Cáncer de Pulmón
Graviola para el Cáncer de Pulmón

El cáncer de pulmón es uno de los más conocidos. Puede que estés aquí, querido lector, porque esperas un diagnóstico o alguien querido ha sido recientemente diagnosticado. Ante todo, mucho ánimo. Este tipo de cáncer tiene una buena tasa de curación. Mientras esta llega, te informamos de los aspectos principales que debes conocer. ¿Te quedas con nosotros un rato?

¿Cura la Graviola el Cáncer de Pulmón?

Actualmente se está demostrando en numerosos estudios realizados en Beirut, Líbano,  que la Graviola resulta ser un complemento extremadamente eficaz aplicado junto al tratamiento habitual para la lucha contra el cáncer de pulmón. Sus numerosas propiedades, entre las que se encuentran la capacidad de comerse las células cancerígenas, ayudan de manera significativa a la disminución e incluso desaparición de tumores. Te aconsejamos el extracto de graviola ozonizada «Graviola Prozono»

Te dejamos los estudios a continuación

¿Qué debo saber sobre el Cáncer de Pulmón?

Prevención

Cuando hablamos de la prevención del cáncer de pulmón parece lógico que todos tengamos la misma idea en la cabeza: ¡CERO TABACO! Parece una obviedad, pero hay gente que aún no lo asume. Es cierto que, por desgracia, hay gente que no ha fumado en su vida y sin embargo sufren cáncer de pulmón. Sí, también pasa. Pero fumar, multiplica tus posibilidades de padecer este tipo de cáncer. ¡Anímate a dejarlo!

Debes tener en cuenta también los factores genéticos por lo que, si en tu familia se han dado varios casos, coméntalo con tu médico para que te haga las pruebas pertinentes y descubra así tu posible predisposición genética.

Causas

De nuevo, tenemos que hablar del tabaco; es la causa principal para que aparezca este tipo de cáncer. Sin embargo, existen otros factores a los que hay que tener en cuenta como son la contaminación ambiental o, además de la posible predisposición genética, un historial de enfermedades pulmonares tales como bronquitis crónica o tuberculosis.

Síntomas

Aunque muchos de los síntomas del cáncer de pulmón es muy probable que se deban a otras causas, no está de más que consultes con un profesional en caso de presentar los siguientes:

  • Tos persistente que a veces se presenta con sangre o flema de color metal oxidado.
  • Dolor en el pecho y silbidos al respirar.
  • Ronquera
  • Bronquitis y /o neumonías recurrentes.
  • Mal estar, cansancio y debilidad

Tipos

Hay varios tipos de cáncer de pulmón. Hacemos un repaso básico:

  • Cáncer de células no pequeñas y cáncer de células pequeñas

    . Son dos tipos de cánceres cuyas células malignas se forman en el tejido del pulmón.
  • Carcinoma epidermoide o escamoso

    : Este cáncer aparece en el centro de los pulmones y llama la atención como, a pesar de que es cada vez menos frecuente en hombres, los casos en las mujeres están en aumento. Es el más relacionado con el tabaco.
  • Adenocarcinoma

    : Es el tumor que menos tiene que ver con el tabaquismo. Se da sobre todo en mujeres y se forma en la periferia del pulmón.

Diagnósticos

Una vez el médico te haya sometido al estudio físico de rigor, en donde pueda haber visto algún síntoma, te someterá a tres posibles pruebas para comprobar el diagnóstico.

  • Citología del esputo:

    El doctor recogerá una muestra de la mucosidad que expulsas al toser y la analizará. Normalmente piden que se recojan estas muestras durante 3 días consecutivos.
  • Radiografía de torax:

    Una simple radiografía mostrará a tu médico si existe algún bulto o mancha que puedan resultar factores de riesgo.
  • Tomografía computarizada:

    Este tipo de prueba se parece a una radiografía, pero en lugar de tomar una foto estática, este aparato va sacando fotos en diferentes posiciones de tu tórax de manera que, al acabar la prueba, el médico cuenta con imágenes transversales de tu cuerpo.

Tratamientos

  • Intervención quirúrgica


    • Se recurre a la cirugía con pacientes que tengan buen estado de salud y cuyo tumor pulmonar esté ubicado, para poder proceder a la extirpación.
  • La ablación por radiofrecuencia (ARF) y la ablación por microondas (AMO) 


    • En este tipo de cáncer existe este tratamiento que consiste en introducir una aguja a través de la piel y dar al tumor microondas que ayudan a eliminarlo. Esta terapia está indicada sobretodo para pacientes que no tienen buen perfil para someterse a cirugía.
  • Radioterapia


    • En líneas generales, este tipo de terapia consiste en someter la zona afectada a radiaciones de todo tipo de rayos X para eliminar posibles células cancerígenas que el cirujano no haya podido ver
    • Sus principales efectos son el enrojecimiento de la piel.
  • Quimioterapia


    • Es un tratamiento que se administra o vía oral, vía intramuscular con inyecciones o vía intravenosa. Tiene como objetivo el mismo que la radioterapia, matar las células cancerígenas.
    • Sus principales efectos secundarios son la pérdida del cabello, náuseas y pérdida de apetito.
  • Otros tratamientos


    • Existen otros tratamientos como los hormonales, cuyo objetivo (en grandes rasgos) suele ser el control del estrógeno, que es una hormona que el tumor necesita para reproducirse.
    • Existen también otros tratamientos como la terapia dirigida; esta se caracteriza por administrar al paciente un tratamiento que está “educado” para atacar las células cancerígenas.